3

¡Al agua patos!

image¿Habéis probado alguna vez el “maillot-bouée” o bañador-flotador? Nosotras hace años que los utilizamos. Todos los niños de la casa han tenido el suyo… ¡y la mayor tiene 20 años!.  Aunque son muy útiles para que los niños pierdan el miedo al agua y aprendan a nadar, en casa siempre los hemos tenido por una cuestión de seguridad. Cuando van a la piscina les ponemos el bañador-flotador, y aunque siempre haya por lo menos un adulto vigilando (ningún flotador sustituye la vigilancia por parte de los adultos),  te da cierta “tranquilidad” saber que lo llevan puesto si se caen al agua.

Estos bañadores llevan, a la altura de la cintura, espuma de polietileno, que hace las funciones de un flotador y permite a la vez, que los niños puedan moverse libremente y divertirse en el agua. Además, dependiendo de las marcas (hoy ya la mayoría) puedes encontrarlos con tejidos que llevan factor de protección.

Existen un montón de marcas que venden este tipo de bañadores. Sí os tuviésemos que recomendar una sería Archimede: una casa belga que además de fabricar unos “maillot-bouée” de gran calidad, tiene unos diseños preciosos y muy cuidados (como el que lleva Maria).

¿Qué otras marcas nos podéis recomendar?

¡Feliz semana! 😉 …¡Y al agua patos!